Bienvenidos al sitio oficial de Sergio Sarmiento

En esta página puedes encontrar todas las columnas, entrevistas y programas de Sergio Sarmiento.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Deudas de los Duarte

Los casos de los gobernadores Duarte, César de Chihuahua y Javier de Veracruz, vuelven a colocar el tema de la ineficiencia y la falta de probidad de los gobernadores en el centro de la discusión política nacional. Leer más...

El procurador Cervantes

A Raúl Cervantes no le costó mucho trabajo lograr su ratificación como nuevo procurador general de la república. Cervantes ha sido senador en los últimos años, además de haber sido diputado en dos ocasiones. Fue, de hecho, presidente del Senado del 2013 al 2014. Si alguien sabía qué puertas tocar en el Senado para lograr una rápida ratificación, era él. De hecho, la decisión del presidente de nombrarlo primero subprocurador, para permitirle cumplir con las responsabilidades de procurador en funciones, casi no tuvo sentido. De su petición de licencia como senador a su ratificación como procurador transcurrieron apenas 48 horas. El nuevo procurador fue confirmado por 81 votos, con sólo tres en contra y una abstención. Leer más...

Duarte desaparecido

Es inevitable pensar mal. La Procuraduría General de la República finalmente comenzó acciones legales en contra de Javier Duarte, gobernador con licencia del estado de Veracruz. Tanto tardó el gobierno en actuar contra Duarte, sin embargo, que su desaparición después de pedir licencia ha hecho inevitable que se especule si hubo algún acuerdo con él para permitirle escapar a la justicia.

Leer más...

Más bien es evidente que nuestros legisladores no saben cómo legislar. Las leyes no deben hacerse para golpear a algunos y ayudar a otros cuando ambos están en las mismas condiciones. Esa forma de legislar sólo se registra en las dictaduras. En los países de derecho, las leyes y los impuestos deben ser de aplicación general.

Los diputados trataron de hacer del impuesto a los gorditos una disposición general que pudiera sobrevivir un amparo ante la justicia federal. Por eso argumentaron que el propósito del impuesto era combatir el sobrepeso y la obesidad y establecieron que el gravamen se aplicaría a los alimentos que tuvieran un contenido de más de 275 kilocalorías por cada 100 gramos.

Pero ¿qué ocurrió? Que los diputados no se dieron cuenta de que este criterio significaba que el punitivo impuesto debía aplicarse también al pan en todas sus variedades (blanco, integral, de dulce), a las tortillas, a las pastas y a los cereales de desayuno. En vez de modificar el criterio de 275 kilocalorías, los legisladores prefirieron pedir que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) escogiera ciertos productos de la "canasta básica" para que no sufrieran el impuesto.

La verdad es que la única canasta básica oficial es la de 82 productos que el INEGI utiliza para su elaboración del índice de precios al consumidor. Aun así el SAT ha exentado el bolillo, la telera, la baguette, la tortilla, la sopa de pasta y los cereales sin azúcar. Pero el diputado Morales López exige hoy al secretario de Hacienda que exente -supongo que por decreto personal- el pan dulce también. Está bien que un pastelillo pague impuesto, pero no la concha que el diputado se desayuna, aunque tengan el mismo contenido calórico.

El argumento de que el impuesto especial disminuirá la gordura, por supuesto, no se sostiene. El gobierno lo sabe y por eso no ha señalado en la ley el porcentaje de reducción de sobrepeso y obesidad que se logrará con este gravamen. El sobrepeso y la obesidad son condiciones multifactoriales, pero además el consumo de productos calóricos suele ser inelástico ante las variaciones de precio.

Es poco probable que el impuesto genere una disminución en el consumo, mucho menos si los productos más populares que rebasan los límites establecidos son exentados. Lo más probable es que el único resultado de este impuesto sea engordar los bolsillos de los políticos que han podido llevar sus presupuestos de gasto de este 2014 a los niveles más altos de la historia.

Los diputados como Morales López no quieren, por supuesto, que la gente los culpe por el impuesto. Por eso buscan que el gobierno decrete excepciones. Pero ésta es una pésima manera de legislar. Los impuestos deben ser de aplicación general. Ordenar que se aplique un impuesto a todos los productos con más de 275 kilocalorías por cada 100 gramos, para ponerse después a buscar qué productos exentar, como las teleras y las conchas, sólo revela la ineptitud de los legisladores mexicanos.

GASOLINAZO
 
El gasolinazo del 1o. de enero fue superior a lo habitual. La gasolina Magna subió 19 centavos, la Premium 21 y el diésel 24. A pesar de que la gasolina mexicana ya es más cara que la estadounidense, el gobierno sigue registrando un subsidio a los combustibles, el cual ascendió a 99,951 millones de pesos de enero a noviembre de 2013 según Hacienda.

 
@sergiosarmient4

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates

Twitter