El papa y los pobres

on .

No es la primera sino la segunda Semana Santa del papa Francisco, pero quizá puede ser la más importante para su pontificado.

De alguna manera ya ha pasado el noviciado. Francisco ha dejado atrás el asombro de las primeras semanas. Ya conoce los caminos y los pasillos del Vaticano. Ahora tiene el vigor personal y la fuerza para tomar medidas que le permitan cambiar de fondo esa vasta y compleja burocracia que es parte fundamental de la Iglesia Católica. Después la edad y las circunstancias irán haciendo más difíciles los cambios.

OCTAVIO PAZ: LA CONCIENCIA DE UNA NACIÓN

on .

Octavio Paz fue más que un poeta o un ensayista. Ni siquiera el hecho de que ganó el Premio Nobel de literatura es tan importante. Lo notable es que durante mucho tiempo fue la conciencia de nuestro país.

¿Una conciencia bipolar o esquizofrénica? Quizá. Pero una conciencia al fin y al cabo como la que hoy tanto necesita México hoy.

EL DESPLOME DE VENEZUELA

on .

Hugo Chávez falleció hace casi un año, el 5 de marzo de 2013, aunque en realidad desde mucho antes estaba incapacitado para gobernar. Nicolás Maduro, entonces vicepresidente, tomó control oficial del gobierno, aunque ya lo ejercía de manera extraoficial desde antes.

Maduro impidió que Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, pudiera tomar el poder, a pesar de que así lo establecía la Constitución, para organizar nuevas elecciones ante la muerte de un presidente en funciones. Él se quedó en el gobierno y organizó los comicios del 14 de abril de 2013 en que fue electo presidente.

EL MEJOR DE LOS TIEMPOS

on .

Las buenas noticias no son noticia. Éste es un dogma habitual en periódicos e informativos electrónicos en el mundo. Los mismos editores saben que esto es falso y están conscientes de que muchas noticias buenas merecen entrar en los medios de comunicación. Su pecado no es que no sean relevantes sino que generan una menor atención del público. Los directores de circulación de los periódicos y los encargados de los ratings y las ventas de los medios electrónicos saben que las malas noticias llaman más la atención que las buenas.