Bienvenidos al sitio oficial de Sergio Sarmiento

En esta página puedes encontrar todas las columnas, entrevistas y programas de Sergio Sarmiento.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

El Juárez liberal

A muchos políticos mexicanos se les llena la boca de lugares comunes cuando hablan de Benito Juárez. Les encanta usar este tipo de personaje para su lucimiento.

Nunca hay mayor verborrea que en torno al 21 de marzo. Pocos pierden la oportunidad de festejar el natalicio (nunca he sabido por qué en su caso es “natalicio” y en el de los demás “nacimiento”) del Benemérito de las Américas. Es ésta fecha propicia para recontar la anécdota del pobre pastorcito indígena que con el estudio y el trabajo llegó a ser presidente de la República Mexicana. Leer más...

Elecciones en Guerrero

Primero la buena. La CETEG, la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero, sí va a permitir que se lleven a cabo las elecciones en el estado el próximo 6 de junio. Ahora la mala. Las permitirá solamente si aparecen con vida los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa.

Leer más...

Un país que no crece

A final de cuentas, y a pesar de muchos esfuerzos y de un récord de gasto gubernamental, la economía mexicana sólo creció 2.1 por ciento en 2014. La cifra es sólo un poco más de la mitad del 3.9 por ciento que previó la Secretaría de Hacienda al preparar el presupuesto y los criterios de política económica para el año. Leer más...

Si se logran reformas a fondo en materia fiscal y energética México podrá tener más inversión y mayor crecimiento, pero la mayor dificultad para el desarrollo de nuestro país en este momento es la inseguridad.

 

Hay quien piensa que esto no es cierto. México, dicen, ha estado recibiendo inversiones productivas muy importantes en los últimos años. Éstas han sido particularmente elevadas en campos como los electrónicos, la industria aeroespacial, los automóviles y las autopartes. De hecho, México se ha convertido en el principal proveedor de automóviles a los Estados Unidos desplazando a una potencia internacional como Japón. Claramente, nos dicen, los empresarios no se preocupan por la inseguridad en el país.

Estas inversiones, sin embargo, proceden de empresas grandes, muchas de ellas extranjeras. Las grandes firmas internacionales no mandan a sus dueños o principales directivos a trabajar a México sino que contratan la mayor parte del personal en la localidad. Los inversionistas no arriesgan así su tranquilidad o la vida en el país.

Para los pequeños empresarios mexicanos la situación es muy distinta. Estados como Tamaulipas, regiones como la Comarca Lagunera y ciudades como Acapulco están resintiendo serios problemas como consecuencia de la inseguridad. Muchos empresarios prefieren no invertir dinero fresco porque el éxito se recompensa no con una vida holgada sino con la angustia de las extorsiones, el secuestro y el homicidio. Hay zonas muy importantes de Tamaulipas, un estado que en el pasado fue reconocido por su prosperidad, que parecen hoy pueblos fantasmas. Muchos de los empresarios han malvendido sus casas y sus firmas y se han marchado. Otros mantienen sus negocios, pero envían a sus hijos a los Estados Unidos para estudiar o para fundar nuevas empresas.

Es cierto que la economía mexicana no ha dejado de crecer. Pero esto no significa que la violencia no represente un lastre. Si la delincuencia no estuviera aterrorizando a los pequeños y medianos empresarios, esos que forman la columna vertebral de la economía de cualquier país, seguramente estaríamos registrando tasas de crecimiento significativamente mayores a las que hoy han hecho que el país se ponga de moda entre las grandes empresas internacionales.

 

Twitter; @sergiosarmient4

 

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates

Twitter