Concluidas las reformas

on .

Revista Vértigo

Con la promulgación de la legislación secundaria en materia energética el 11 de agosto, el presidente Enrique Peña Nieto completó su agenda de reformas estructurales. Lo sorprendente es que lo logró antes de concluir sus primeros dos años de gobierno. Si alguien hubiera afirmado en diciembre de 2012 que el presidente habría completado para agosto de 2014 estas reformas, se le habría tildado de mentiroso o psicótico.

Las reformas, sin embargo, ahí están. La laboral fue la primera porque el presidente Peña Nieto la retomó de su predecesor panista Felipe Calderón. De ahí siguieron en rápida sucesión la educativa y la financiera. Más tarde llegaron la hacendaria, la de telecomunicaciones y la energética. Una serie de otras reformas, quizá no tan notorias pero también importantes, fueron aprobadas de manera paralela.

No exagerar la celebración

on .

Revista Vértigo

Finalmente ha quedado aprobada en el Congreso toda la reforma energética. El presidente Enrique Peña Nieto la promulgará esta semana en una ceremonia que buscará tener el mayor impacto mediático posible. No hay que sorprenderse. La batalla ha sido dura y desgastante, pero el presidente está celebrando la victoria.

El festejo es justo, pero es importante entender que un exceso de optimismo puede ser perjudicial. Los partidos de izquierda van a buscar todavía llevar la batalla a la Suprema Corte de Justicia y a una consulta popular. Aun si no logran echar para atrás la ley, tienen confianza de que al mantener el tema vivo en la discusión política lograrán en 2015 restar votos al PRI y el PAN que apoyaron la reforma.

Al gobierno le va bien

on .

Revista Vértigo

Por lo menos a alguien le está yendo bien. La economía mexicana sigue estancada, pero el gobierno tiene cada vez más dinero.

El consumo de los mexicanos sigue deprimido. Las ventas a tiendas iguales de la ANTAD sufrieron un descenso de 0.2 por ciento entre junio de 2013 y el mismo mes de 2014. El valor de la producción de las empresas constructoras cayó 0.35 por ciento entre abril y mayo, según el INEGI. El indicador global de actividad económica, el IGAE, descendió 0.12 por ciento. El índice agregado de ingresos del sector servicios bajó 0.59 por ciento. Las ventas al por mayor registraron una baja de 1.27 por ciento entre abril y mayo y las de menudeo 0.06 por ciento.